La revolución en las telecomunicaciones llega con las conexiones lowcost

Cambios en los modelos de conexión

Hace relativamente poco, las grandes compañías, Movistar, Orange y Vodafone, ofrecían a los clientes grandes prestaciones, a precios más elevados, en la conexión de Internet tanto para ordenador como móvil, además de tarifas a precios familiares y televisión de pago. Normalmente, su oferta incluía añadidos, como una velocidad de internet mayor.

En el último año, su modelo de negocio se ha ido diluyendo progresivamente. Ha surgido un nuevo tipo de cliente, por lo general que vive solo o es joven y necesita un Internet de alta velocidad, pero barato. 

Tal ha sido el crecimiento que, según estimaciones de otros medios nacionales, unos 15 millones de personas ya disfrutan de los servicios de este tipo de compañías lowcost. Así, gigantes como Movistar, Orange o Vodafone tuvieron que redefinir sus estrategias sacando nuevas marcas de bajo coste: 02 o Virgintelco, Amena, Lowi o finetwork entre otros. 

¿Cómo contratar una compañía lowcost? 

Todas estas compañías ofrecen fibra óptica para el hogar. Antes de contratarla, es importante comprobar el tipo de cobertura del domicilio haciendo un estudio de la misma. Ante ello, lo mejor es acudir a un comparador de ADSL y ver qué tarifa y qué compañía te ofrece las mejores garantías de acuerdo a tus necesidades personales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *